miércoles, 3 de noviembre de 2010

Nocturno

El humo de las fábricas tapaba la luna
No caía lluvia
Pero casi sentíamos las gotas,
El frío caminaba con nosotros
Nos decía palabras al oído,
La noche nos contaba
Los pasos,
Caminábamos sin buscarnos
Sabiendo lo que saben los caminantes,
Nos besábamos como quien no conoce el camino
Y la botella se iba acabando
Como el tiempo
Para salvarnos del vacío,
Las lámparas soltaban chorros de luz
Partículas blancuzcas
Para reflejarme a mí y a mi sombra
Solos en la calle.

2 comentarios:

CincoMilPesosVerdes dijo...

Con ideas para compartir las sombras, sabe usted que nuestras soledades se corresponden. Los quiero y saludos a sus señores.

CincoMilPesosVerdes dijo...

Señor: guiño guiño. Sonrisa y un par de pensamientos despeinados. Besos